CONVIVENCIA VOCACIONAL EN EL SEMINARIO

El fin de semana del 21 al 23 de febrero, el Seminario celebró su convivencia vocacional (bajo el lema "Poneos en camino" –Lc 10, 3-) con niños y jóvenes procedentes de diversas parroquias de la Diócesis, que pudieron disfrutar de unos días centrados en el Señor, y propicios para una profundización en el ámbito del discernimiento de la propia vocación.

 

Los niños y jóvenes hicieron su llegada en la tarde del viernes, siendo recibidos y alojados en las dependencias del Seminario Menor. La tarde transcurrió entre deporte y juegos, dirigidos por los seminaristas, hasta la celebración de la Santa Misa, terminando la jornada con la proyección de una película, previa a la oración y al descanso nocturno. La mañana del sábado 22 comenzó con la celebración de la eucaristía y continuó con las primeras catequesis sobre la vocación, como una invitación al seguimiento del Señor, considerando el ejemplo de María, que no dudó en responder favorablemente a la singular misión a la que fue llamada y en dar testimonio de las maravillas que Dios había obrado en ella. La mañana continuó con deportes variados y testimonios vocacionales.

 

Por la tarde, los participantes en la convivencia recibieron una segunda catequesis, esta vez en torno a las enseñanzas que respecto al seguimiento de Cristo ofrece el pasaje del encuentro de Jesús con los discípulos de Emaús (Lc 24, 13-35). Seguidamente, el grupo se dirigió al casco histórico de la ciudad para visitar uno de los monumentos más emblemáticos y representativos de Almería, su Alcazaba. Una vez de vuelta y tras la merienda, los niños y jóvenes tuvieron la oportunidad de participar en un taller de elaboración de iconos, siendo ellos los protagonistas de plasmar una imagen que ha de ser fruto no solo de la pericia artística, sino también de la oración. Tras esta completa agenda de actividades, niños y jóvenes se dirigían a la capilla donde se celebró la adoración eucarística con la exposición del Santísimo Sacramento, teniendo la oportunidad de entablar un diálogo con Jesús Sacramentado, el cual nos llama a seguirle por pura gracia y por su infinito amor, conforme al testimonio evangélico del mismo Cristo: “Dejad que los niños se acerquen a mí”. La noche transcurrió con una distendida velada consistente en una serie de pruebas con pistas por equipos.

 

El domingo 23 comenzó en la iglesia del Seminario mayor, donde los participantes de la convivencia se unían junto a los seminaristas mayores y menores a la alabanza divina con el canto de laudes solemnes. Tras la celebración de la Santa Misa dominical, se impartieron las últimas catequesis, centradas en el testimonio apostólico que todo cristiano debe prestar, siguiendo las instrucciones que dio Jesús a los 72 discípulos a los que envió a evangelizar (Lc 10, 1-12.17-20). Finalizado el almuerzo, los niños y jóvenes emprendían el regreso a casa, tras haber pasado unos días de trato más cercano y continuo con Jesús, profundizado en la noción de vocación y en la necesidad de discernir el plan que Dios ha pensado para cada uno de nosotros.

EXCMO. Y RVDMO. SR. DR.
D. ADOLFO GONZÁLEZ MONTES
OBISPO DE ALMERÍA

Diócesis de Almería

Conferencia Episcopal Española

Santa Sede

Web oficial de San Juan de Ávila

Canal Youtube del Seminario Diocesano de Almería

contador de visitas